BONDERITE M-ZN - Fosfatado de Cinc

El pretratamiento de metales, con un recubrimiento de conversión de fosfato de cinc, se hace en tres etapas principales: limpieza y activación de la superficie de metal, aplicación de la capa de conversión y sellado/pasivación posterior. El proceso recubre la superficie de metal con una estructura policristalina, que contiene hierro, manganeso, níquel y fosfatos de cinc, que proporciona excelente adhesión a la pintura en polvo, a los recubrimientos electroforéticos, o a la pintura líquida, así como una elevada protección anticorrosiva.

BONDERITE tiene productos para las tres etapas del proceso: nuestra extensa experiencia nos permite adaptar cada proceso para ajustarse a tus necesidades.

Resumen del Proceso

El recubrimiento de conversión de fosfato de cinc proporciona un alto nivel de resistencia a la corrosión y ofrece la base perfecta para las siguientes etapas del proceso, como puede ser la aplicación de otro recubrimiento o el pintado. Los recubrimientos de conversión de fosfato de cinc BONDERITE se pueden utilizar en una gran variedad de superficies metálicas, incluido en acero galvanizado, acero electrogalvanizado, acero revestido de una aleación de cinc-aluminio, cinc, aluminio, plata y latón.

Este proceso convierte la superficie metálica en un recubrimiento no metálico, policristalino que contiene hierro, manganeso, níquel y fosfatos de cinc. El recubrimiento proporciona alta resistencia alcalina, y se prefiere como base para la pintura ya que proporciona gran capacidad de adhesión y durabilidad.

El proceso BONDERITE de fosfatado tricatriónico para piezas galvanizadas, acero y aluminio recubiertos de aleación de (Zn/Ni) (después de la modificación del baño) genera un fino recubrimiento cristalino de manganeso y níquel que contiene fosfato de zinc. Esta capa cristalina ofrece muy buenas propiedades anticorrosivas y forma una base excelente para los siguientes procesos de pintado o recubrimiento orgánico.  

Henkel proporciona una gama de productos BONDERITE formulados especialmente para aplicaciones específicas, entre los que se incluyen recubrimientos libres de níquel que también garantizan excelentes propiedades de adhesión de la pintura y una extraordinaria protección anticorrosiva en superficies de metal.

Acondicionadores para el Fosfato de Cinc

Para asegurar que los recubrimientos de conversión de fosfato de cinc se adhieren perfectamente, es necesario preparar la superficie antes del tratamiento. Esta preparación elimina el aceite y la grasa de la superficie, utilizando soluciones de limpieza en base agua o en base solvente, creando la superficie de adhesión ideal para el tratamiento posterior.

Los acondicionadores se usan después del enjuague, siguiendo la etapa de limpieza. La función de un acondicionador es añadir sitios de nucleación en la superficie limpia de metal, para que se forme una estructura de cristal más fina. Incrementando la concentración del acondicionador, se obtienen cristales de fosfato de cinc más finos y se reduce el peso total del recubrimiento. La etapa del acondicionador precede inmediatamente a la etapa del fosfatado de cinc.

Henkel proporciona una gama de productos BONDERITE formulados especialmente para preparar las superficies de metal para el recubrimiento de fosfato de cinc, asegurando por lo tanto un acabado de la superficie de alta calidad, resistente y duradero.

Tratamiento Posterior y Sellado

Se ha comprobado, que el tratamiento posterior de las superficies recubiertas con fosfato de cinc tiene un efecto muy beneficioso en el rendimiento a largo plazo del recubrimiento. El tratamiento posterior reducirá la porosidad de la superficie y aumentará el efecto barrera que hace contra el agua y la niebla salina, por lo que mejora la resistencia anticorrosiva a largo plazo.

Henkel comercializa una gama de productos BONDERITE diseñados para maximizar la resistencia a la corrosión, especialmente formulados para el tratamiento posterior de las superficies tratadas con recubrimientos de conversión con fosfato de cinc.

Beneficios del Fosfatado de Cinc

El recubrimiento de conversión de fosfato de cinc es un proceso diseñado para preparar las superficies de metal para pintarlas, ya que optimiza la adhesión de la pintura y proporciona un alto nivel de protección anticorrosiva.

Las características principales del proceso incluyen:

  • Aplicable a una gran variedad de metales.
  • Control automático.
  • Convierte la superficie metálica en una estructura policristalina, que es excelente como base para operaciones posteriores de pintado.
  • Compatible con una amplia gama de pinturas en base solvente y en base acuosa.
  • Productos disponibles para utilizar con muchos tipos de agua. 

Limpieza y Desengrase

Una limpieza eficaz, industrial y de mantenimiento, puede optimizar las condiciones de salud y seguridad.

Más información

Equipos

Una completa gama de equipos dosificadores y sistemas digitales de control de procesos.

Más información

Servicios de Laboratorio

Asesoramiento continuo desde las fases de concepción de los proyectos hasta la producción.

Más información

Descargas

Recubrimientos Funcionales

Buscar un Técnico Comercial

¿Estás interesado/a en nuestros productos y servicios? ¡Contacta con nuestros expertos!

Buscar ahora